los 101 restaurantes que visitar antes de morir

Y, aquí, sin trabajar mucho ya que el trabajo lo han hecho los de Conde Nast, los 101 restaurantes que visitar antes de morir:

http://www.traveler.es/viajes/rankings/galerias/101-restaurantes-que-visitar-antes-de-morir/140/image/6816

Anuncios

Amor de madre

Aunque el nombre nos recuerde a un tatuado marinero, en este bar no encontraremos  a estos fornidos hombretones-para eso habría que ir a otros lugares- sino a una troupe deseosa de escapar de las rutas de ocio típicas y hacer de este bar su templo particular, ajeno a las masas de fin de semana.

 Los dueños o dueñas deben de estar bastante bien conectados porque han logrado llenar el bar de wasps, jasps, indies, surfers,alternativos de margen derecha, yuppies, bobos (bohemio burgueses) o cualquier otra tribu urbana que nos lleve a pensar en una especie de grupo de élite o con ganas de desmarcarse del común de los mortales. Tampoco quiero dar a entender con esto que uno traspasa las puertas de este bar y se encuentra con Lapo Elkann, Benjamin Biolay o Sofia Coppola. Que esto es Bilbao y hay que rebajar un poco los niveles de coolitud. Pero, vamos, que el bareto a ciertas horas de la noche tiene un puntito de diferencia con respecto a otros.

Hay exposiciones temporales y ahora estamos de suerte porque expone el fotógrafo de los besos robados, Enrique Moreno Esquibel  http://www.morenoesquibel.com/ .

Ver besar no es muy común en Bilbao, así que aprovecharos de este despliegue de ternura  los que aún no hayáis estado aquí.

http://www.amordemadrebilbao.com/

De afterwork por Bilbao: The Boar afterwork & bistrot

Antes, el hecho de tomar algo después de trabajar no tenía nombre específico. Al menos, que yo sepa, en Bilbao. Txomin salía de la oficina y se “iba a tomar unos potes”. Ahora, alineándonos con las demás ciudades europeas, nos vamos de afterwork. O sea, los mismos vinos o copas pero con nombre anglosajón que parece que queda más cool.

El grupo Yandiola http://www.grupoyandiola.com/  ha abierto el primer bar afterwork de Bilbao: The Boar afterwork Bistrot. Dentro de un mes empezarán a dar cenas y comidas de la mano del equipo de Dando la Brasa http://www.dandolabrasa.com/web.  Pero, hasta ese momento, es un agradable lounge bar al que ir después de trabajar a tomar un champagne Mumm o una copa acompañados de un picoteo high level.

En cuanto empiecen a dar cenas combinarán ambas cosas: el espacio lounge y el restaurante (unas pocas mesas) al fondo.

Un agradable local al que ir en cualquier momento para disfrutar de una buena conversación y una copa envueltos en música chill out o jazz, ajenos al ruido y a los cánticos de los bares de poteo.

Campo Volantín , 15.  http://www.theboar.es/

El restaurante PWYW (pay what you want) de Bon Jovi

Bon Jovi puede gustar o no, pero lo que sí creemos que tendrá buena acogida es su restaurante neoyorkino Soul Kitchen (si llego a saber de su existencia antes, hubiera avisado a Ana).

¿Gastarse fortunas en un “parmetier de canard aux pignons caramelisés”? . Eso está demodé. Hoy se trata de pagar lo que uno quiera o considere oportuno. O así lo ha entendido Bon Jovi. Los restaurantes PWYW (pay what you want) están tomando al asalto la gran manzana.

Bon Jovi abrió en octubre pasado el Soul Kitchen (que también es el título de una divertida película de Fatih Akin que me han recomendado). Aquí uno decide lo que paga en función de lo que crea que es justo (esperemos que no vaya mucho gorrón). Platos caseros, simples y auténticos. Un retorno a las raíces.

http://es.jbjsoulkitchen.org/

Otras iniciativas PWYW: El Santorini Grill de Brooklyn http://www.yelp.com/biz/santorini-grill-brooklyn y el Panera Bread  http://www.panerabread.com/

Creo que en Bilbao, el restaurante BERAIA propuso algo similar hace un tiempo y desconozco si tuvo éxito. http://www.beraia.com/elrestaurante  . Tal vez necesitemos de un Bon Jovi en Bilbao para dar empaque a estas iniciativas.

Open your Ganbara: reliquias low cost

O, para los que no sepan Euskenglish, abre tu armario. Este Domingo se retoma en la península de Zorrozaurre , de la mano de Open your kolektiboa, el mercadillo Open your Ganbara. Se trata de que cada uno se deshaga de aquellas prendas u objetos que no necesite y las venda a un precio simbólico para que otras personas puedan beneficiarse de semejantes reliquias low cost. Por precio simbólico se puede entender cualquier cosa, pero, como participante de otras ediciones, no hay muchos chismes que superen los diez-quince euros y sí muchos de menos de cinco euros.

Entre toda la morralla, también hay algún tesoro escondido. Sin ir más lejos, yo compré una estupenda tulipa (que ahora decora mi salón) customizada por una joven artista vasca (cosas más raras se ven en Arco a precios disparatados) por diez euros. Porque, aquí ,también tienen cabida artistas noveles que quieren dar a conocer su obra (diseñadores etc…) . De hecho, tiene cabida todo aquel que quiera participar y poner algo a la venta, ya sea un friki de los soldaditos de plomo o alguien que se quiera deshacer de su colección de tangas de leopardo.

En anteriores ediciones he visto desde puestos de libros de segunda mano hasta algún coleccionista de artefactos vintage, pasando por stands de moda de todo tipo. Lo más abundante son los puestos de moda en todas sus variantes: zapatos, sombreros, ropa vintage, bolsos, cinturones, etc…

Si se va con tiempo y ganas de rebuscar, se puede encontrar algún chollo. En el apartado moda, he llegado a descubrir algún vestido de marca en buen estado y a diez euros . Yo vendí unas Minnetonka (las botas que popularizó Kate Moss), apenas usadas,  a diez euros. Fashionistas, ¡no dejéis escapar esta oportunidad!

Es un buen lugar en el que pasar un temible domingo, conociendo a gente nueva y ejerciendo de comerciante de artículos que podrían pasar a mejor vida, pero que, gracias a esta iniciativa, podrán ser disfrutados por otras personas y evitar así el tan temido contenedor de basura.

Se puede ir o como simple husmeador o como comerciante . Para los que quieran poner stand, dejo el enlace con más información.  http://www.openyourkolektiboa.com/

El ambiente es variopinto, hay un amago de bar-cafetería donde venden algo para llenar el buche y es una buenísima oportunidad para comprar algo realmente tirado de precio en estos tiempos de crisis.  O venderlo y sacar un dinerito.

El Doming 26 de Febrero de 10 a 15 horas en la península de Zorrozaurre. Ver link open your kolektiboa.

Y una buena oportunidad para conocer esta península de la que ya hablé en otro post.

Dando la brasa

Este es otro de esos restaurantes con cierto halo chic que no demasiada gente conoce. Su carta es una fusión de comida latinoamericana y japonesa – lo que se llama cocina Nikkei-servida en un entorno cálido y con un toque étnico (aunque sólo sea por los cocineros que son de diversa procedencia).

Tres estancias- terraza, barra-salón y comedor – para poder degustar platos no tan habituales por aquí: sushi a la parrilla, gambas de la Patagonia, ojo de bife marinado en tximitxurri, tataki de atún rojo con puerros etc…

Pero, en mi opinión, el gran atractivo de este bar, además de la terraza para cenar al aire libre o tomar una copa cuando el clima lo permite, es la clientela habitual del local. ¿Cómo definirla?. Getxotarras en edades intermedias con aspecto a medio camino entre un surfer hippy chic y un inversor de bolsa hijo de familia acomodada de la margen derecha con gusto por bandas de rock alternativo. Eso para ellos. Ellas serían monas y arregladas, pero con cierto toque desaliñado- estudiado o aspecto decontracté, como después de haber llegado de la playa de Sopelana ( no en vano el jefe de cocina proviene del Milagros de Barrika y se nota el look pseudo playero de este otro restaurante).

Me comentan que los jueves por la tarde hay buen ambiente entre los habituales de la zona.

Hace poco estuve en su fiesta de segundo aniversario y ,para quienes opinen que la franja de los treinta-cuarenta y cinco años no está lo suficientemente representada en la noche bilbaína o getxotarra, decirles que éste no es un mal sitio para dejarse caer. Al menos, la fiesta estaba a rebosar de esta generación entregada a los pañales y las hipotecas. Buenos DJs y catering inmejorable con Sushi y helados de caramelo y foie. Un éxito.

www.dandolabrasa.com